top of page
Search

7 consejos para enseñar a los niños a aprender de forma autónoma



Para Claudia Figueroa, académica de la Escuela de Fonoaudiología UNAB, La capacidad de aprender de forma autónoma es una herramienta fundamental que permite a los individuos desarrollar estrategias y conocimientos propios para enfrentar las tareas académicas.

A continuación, la docente ofrece algunas sugerencias sobre cómo promover la independencia en el aprendizaje tanto en el hogar como en la sala de clases.

  1. Asignar tareas en el hogar: Desde la etapa preescolar, es importante asignar «tareas» a cargo de los niños y niñas en el hogar. Estas tareas pueden ir aumentando en complejidad a medida que el niño o niña crece, comenzando con tareas sencillas como ordenar los juguetes, su habitación o seleccionar su propia ropa.

  2. Establecer horarios y compromisos: En casa, es beneficioso establecer horarios para las tareas y momentos de descanso, preferiblemente comunicados de manera visible a través de tableros o planificadores. Esto ayuda a anticipar y organizar las responsabilidades de cada miembro de la familia o del aula.

  3. Promover la comprensión de las tareas: Antes de comenzar las tareas escolares, es importante dedicar tiempo a discutir qué se debe hacer y cómo se llevará a cabo. Esto no solo fomenta la independencia en la ejecución de las tareas, sino también la comprensión de las mismas, lo cual es fundamental para los niños y niñas.

  4. Incluir momentos de esparcimiento: Durante los periodos de estudio y realización de tareas, es importante intercalar momentos de esparcimiento, preferiblemente alejados del uso de tecnología, que puedan ser compartidos con padres o amigos. Esto ayuda a reducir el estrés emocional asociado a los desafíos académicos.

  5. Reforzar el esfuerzo: Es importante reconocer y reforzar el esfuerzo realizado por los niños y niñas, más allá de los resultados obtenidos. El simple hecho de intentarlo ya es un progreso. Luego se pueden plantear preguntas sobre cómo mejorar o cómo abordar los puntos que quedaron menos claros.

  6. Fomentar la reflexión y la toma de decisiones: La independencia implica promover la pregunta «¿cómo lo harías tú?» en lugar de simplemente decirles qué hacer. Alentar a los niños y niñas a reflexionar sobre sus propias estrategias, orden de acciones y tomar decisiones promueve el desafío, el análisis de metas y mejora la autoestima y seguridad en sus habilidades.

  7. Supervisión y apoyo gradual: La independencia en las tareas requiere supervisión en etapas iniciales. Acordar un tiempo determinado para que los niños y niñas realicen sus tareas y luego regresar como adultos para supervisar y guiar su ejecución es esencial. Estar cerca de los niños y niñas para ofrecer orientación en intervalos de tiempo, en lugar de monitorear cada minuto, les permite desplegar sus habilidades y posibilidades de manera más autónoma.

La independencia en el aprendizaje es una habilidad valiosa que puede potenciar el desarrollo cognitivo de los niños y niñas. Al implementar estas sugerencias tanto en el hogar como en el aula, los padres y profesores pueden promover un ambiente propicio para el crecimiento de habilidades autónomas en los estudiantes.

0 views0 comments
bottom of page